Esta banda americana se hizo muy famosa hace unos años por un videoclip en unas cintas de correr que ellos mismos se hicieron. Simple rodaje pero una coreografía súper preparada. Fue un viral instantaneo. Desde entonces la banda se ha acostumbrado a hacer este tipo de videos poco convencionales donde pesa más la idea y lo que pasa dentro de cuadro que el cómo se ruede.

En este videoclip de la canción “The writings on the wall” juegan con las ilusiones ópticas producidas por la posición de la cámara con respecto a los objetos frente a ella. La realización visual es sencilla, pero el trabajo de producción y de preparación de la idea seguramente les habrá llevado semanas y muchísimos ensayos.

Aquí uno de los videos del making: